Radio Xàtiva on line


Escucha Ràdio Xàtiva SER on line

domingo, 9 de octubre de 2011

Emoción por lo inesperado, emoción por lo recordado


Día emocionante el de ayer. La mañana fue más tranquila de lo habitual. La mayor le había prometido ala peque que este sábado se iría con ella a la piscina, para "cambiarse" en el vestuario de las chicas (siempre le toca el de los chicos conmigo". Así que no fui a la piscina. Tampoco había ensayo de la orquesta. Tareas domésticas y luego trabajo pendiente de la Primitiva.
Mi intención por tarde era hacer un carrusel: empezar por el espectáculo Arrelats en el Gran Teatre, pasarme después por el concierto de la Nova, si podía acercarme al acto de la UPyD y acabar cenando en casa de mi suegra y luego ver a mi sobrino interpretar "Jesucristo Superstar".
Fuimos al teatro y allí nos quedamos hasta el final. Buen espectáculo ofrecido por la Escola y por los vallisoletanos de "el Gindo". Los nanos hicieron de conductores. No soy muy "de bailes" pero lo de anoche em engancho. La danza de la "espadaña" (creo que así se llama), el "vetllatori", "les tomasines"... las danzas del Corpus. Me gustó la puesta en escena de la Escola. Disfruté y no me moví gasta el final. No pude acudir ni al concierto ni a lo de la UPD aunque camino de casa mi suegra vi a Enrique Argente, el alma mater del grupo de Xàtiva, tras el acto, y estaba contento.
Bajamos después de cenar al colegio Taquígraf Martí donde Toni Gil, junto con el grupo de teatro de l'Ardiaca Alta, representaron Jesucristo Superstar. Puesta en escena igual a aquella que de niños tantas veces representamos en el grupo Claret. Entre los asistentes algunos de aquel grupo: Arcadio, Guerola, Mariola, mis hermanos, Vícgtor (seguro que habría alguien más) y claro, el propio Toni Gil y su hermana Reme. Disfruté y me emocioné, por lo del escenario, por los recuerdos, por los que ya no están. Me dijo Víctor que el año que viene se cumplen 35 años de aquel grupo. Ha pasado el tiempo, pero, mientras mi sobrino la representaba junto con sus compañeros, recordé cada entrada, cada detalle, cada configuración de las luces (nunca salí al escenario pero controlaba las luces). Fue una buena manera de acabar el día aunque no hubiera estado mal llevarme alguna chaquetita. Hizo frío.
En menos de dos horas partido de ping-pong, luego comida en familia y, a las cinco, Olímpic-Andorra. No podré ir al acto cívico. 


1 comentario:

  1. Eixe Toni Gil... que a mitja Xàtiva ens ha dirigit en alguna ocasió en el Jesucristo....

    ResponderEliminar