martes, 4 de enero de 2011

Cosas que cambian, cosas que no


Hoy daba gusto ver la Alameda llena de puestos de venta. Creo que los vendedores están más cómodos pero en ocasiones hay que sacrificar esa "comodidad". Abandonar su ubicación en la plaça del mercat sería la puntilla para el casco antiguo de la ciudad. Así que por un día, pasa lo de Alameda. No hay que cambiar.
Hay quien ha empezado el año 2011 con suerte, a ver si algo nos toca también a nosotros. Hemos contado hoy que la administración de apuestas de Salvador Llueca ha pagado dos premios importantes en los últimos días. el jueves pagó casi 68.000€ de un premio de 5 más el complementario de la lotería primitiva y anoche un premio de 107.000€ correspondiente a un boleto que acertó el pleno al 15 de la quiniela.Acertó hasta la derrota del Espanyol. Para los afortunados algo ha cambiado.
El alcalde de Canals, Cardona, a falta, de monento, de coches para la Policía Local, se ha ido hoy a Valencia para ver si le conceden algunas de las motocicletas que la consellería de gobernación quiere entregar a varias localidades.
De nuevo se habla de la linea de tren Xàtiva-Alcoi y van...no sé cuántos anuncios de inversiones. Hay cosas que no cambiar pero que deberian cambiar.
He hablado hoy con Diestro, sueña con ganarle al Alberic; y con el presidente del Enguera, quiere quedarse en preferente; y con Mascarell, que quiere respirar lo antes posible... En el Olímpic preocupa Da Silva. Los demás están bien.
Y mañana es el día de la llegada de los Reyes, de la cabalgata... de los nervios. Me lopaso en grande con las nanas. La mayor, aunque no lo reconozca, está nerviosita, y la pequeña, con cinco años, está para hacerla padecer y contarle mil y una historia de camellos, pajes y reyes. Me gusta que haya cosas que no cambien. Ahora llueve en Xàtiva. Ha "jodido" un poco lo del día de las atracciones, espero que mañana no llueva. Voy a cenar y a dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada