Radio Xàtiva on line


Escucha Ràdio Xàtiva SER on line

miércoles, 14 de julio de 2010

¡Pero que listos eran los árabes! Y nosotros pegándonos por los trasvases


La recuperación de una gran ingeniería hidráulica


El taller de empleo “Els aljubs, aigua viva” está trabajando desde hace meses en el Castillo de Xàtiva en la recuperación de los aljibes, aljibes que sufrían un deterioro importante. Los trabajos realizados han constatado su procedencia islámica.


Nos ha recibibido la directora del taller, Reyes Borredá, quien, de manera sencilla, nos ha ido explicando cómo se recogía agua, cómo se almacenaba y cómo se extraía del depósito. Borredá nos ha explicado que el agua de lluvia se recogía aprovechando las distintas curvas de nivel del terreno. Los propios aljibes están construidos en una de las zonas de mayor desnivel de la fortaleza. Algunas zonas de recogida estaban bastante alejadas de los aljibes así que mediante conducciones se hacían llegar a las balsas de decantación. Una a cada lado, y se está excavando una tercera. La balsa de decantación era el paso previo antes de entrar en los cuatro aljibes, todos ellos comunicados entre sí, con una capacidad total de 390 metros cúbicos, 390.000 litros de agua. Borredá nos ha explicado que, a pleno rendimiento, podrían haber suministrado a 2.000 personas agua durante medio año. No había acceso inferior (el que conocemos es un butrón posterior). Tenían ventana y aberturas superiores por donde se extraía el agua para su consumo (a los mejor con un sistema de norias). La arqueología ha constatado como, tal vez por la acumulación de tierra, las balsas tuvieron que ampliar su altura, o como se tuvo que cerrar parte de las aberturas superiores por ese mismo motivo. Se construyeron con piedras, se repararon o modificaron con ladrillos.


Han aparecido junto a los aljibes otras construcciones. En el taller participan 30 alumnos trabajadores, 10 por cada una de las especialidades: auxiliar de arqueología, reconstrucción tradicional y animación turística. No solo se actúa en los aljibes sino en su entorno para, bajo la supervisión del arquitecto conservador Vicent Torregrosa, preparar el lugar para poder ser visitado y valorar el gran trabajo de nuestros antepasados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario